Protegerse del sol, crear espacios frescos, disfrutables y elegantes: una idea que Fim desarrolla con su línea de parasoles, uniendo funcionalidad y diseño. Con una distribución que cubre cuarenta países en todo el mundo, la producción Fim esta realizada enteramente en Italia. Esto porque la política empresarial considera fundamental mantener intacta su propria identidad desarrollando, a través del made in Italy, su propio valor añadido en terminos de calidad, servicio e imagen. En la planificación y realización de sus parasoles, Fim además de la moderna tecnología, la tradición y la elevada calidad de sus productos. Las materias primas utilizadas son innovadoras y de altísima calidad. Para las estructuras se utilizan la madera, el aluminio y el acero inoxidable; para las coberturas tejidos acrílicos, hipertécnicos (hidrófugos e impermeables) nacidos para soportar la vida al aire libre y disponibles en una carta de colores que comprende más de 60 tonalidades para responder a cada exigencia de estilo del cliente particular y de la hosteleria. El parasol Fim no es simplemente un instrumento para protegerse del sol, sino que es parte integrante del mobiliario exterior. El diseño es moderno y lineal, orientado hacia una elegancia esencial y sobria, adaptable a cada espacio. Los productos Fim se han realizado para perdurar en el tiempo, ya sea por la calidad de los materiales utilizados, además de por la larga vida del producto presente en el catálogo. Se caracterizan por una fácil manutención y disponibilidad de las piezas de recambio garantizada en el tiempo. Fim es la demostración de como la evolución, fruto de una continua innovación, es el medio para una práctica y fácil utilización de un producto.